Avisar de contenido inadecuado

Algunas ganancias en el nombre de dios................

{
}

La Santa Sede se mantiene con las ganancias de unos 1.000 millones de dólares invertidos en acciones, bonos y bienes raíces, además de las donaciones de los católicos, y si bien se benefició con el auge del mercado de valores en los años 90, las pérdidas en el comercio de divisas le generó un déficit de más de 12 millones de dólares

Tras la elección del cardenal Joseph Ratzinger como el Papa Benedicto XVI, se reanudó la vieja polémica sobre el poder económico del Vaticano, cuyos voceros insisten en que a pesar de los bienes e inversiones que posee la Iglesia Católica, las finanzas del Estado más pequeño del mundo han estado en rojo durante los últimos tres años. En 2003, en el último ejercicio que se conoce, la Santa Sede registró un déficit de 9,57 millones de euros (más de 12 millones de dólares). En el momento del anuncio incluso se llegó a decir que el Vaticano consideraba vender algunas estatuas de Miguel Ángel, esculturas de Bernini u otras obras de arte para pagar sus deudas. Pero los funcionarios insisten en que las obras maestras son "un tesoro de la humanidad" y por lo tanto está prohibida su venta.

Según un contador vaticano, los bienes de la Santa Sede se estiman en casi 908 millones de dólares, y propiedades como la Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina carecen de valor real (están registradas con un valor simbólico de un euro).

Patrimonio aparte, los ingresos de la Santa Sede (en 2003) fueron de 203,6 millones de euros (más de 285 millones de dólares) y sus gastos de 213,2 millones de euros (más de 298 millones de dólares). El Estado del Vaticano (con balance diferente) también registró pérdidas por más de 12 millones de dólares, déficit que los expertos atribuyen al aumento de sus empleados, una mayor actividad diplomática y a la debilidad del dólar.

Al contrario de las versiones oficiales, en el libro Los billones del Vaticano, de Avro Maniatan, se denuncia que este Estado tiene inversiones con los Rothschil de Inglaterra, Francia y la EU, así como en el Banco Hambros y en el Credit Suisse de Londres y Suiza. En Estados Unidos, en el Morgan, Chase-Manhattan, First National de Nueva York y Bankers Trust Company.

El investigador habla además de cientos de millones de acciones en corporaciones como Gulf Oil, Shell, General Motors, General Electric, TWA y muchas otras. Y es tanto lo que se ha hablado del poder del Vaticano, que hasta el diario The Wall Street Journal llegó a publicar que era el más grande corredor de bolsa del mundo, capaz de mover un millón de dólares en lingotes de oro en una operación bursátil.

Negocio de familia

Los ingresos de la Ciudad del Vaticano se nutren en gran medida de las ganancias en taquilla de las más de 3 millones de personas que anualmente visitan sus museos y por la facturación de tiendas libres de impuesto que operan para empleados y diplomáticos. Los locales incluyen una farmacia, un supermercado y una tienda que ofrece perfumes Chanel y relojes Cartier a la mitad del precio que se venden en Roma. El costo de las oficinas del Vaticano y sus cuatro basílicas, después de pagar a los 123 policías y albergar a los 110 guardias suizos del Papa, ha aumentado 15 por ciento en los últimos años.

{
}
{
}

Deja tu comentario Algunas ganancias en el nombre de dios................

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre